La Puebla celebró este domingo su inicio con la solemne apertura de la Puerta del Perdón y una eucaristía con las diócesis extremeñas y toledana.

Acostumbrada a recibir miles de peregrinos cada año, Guadalupe iniciaba este domingo su Año Jubilar con la prudencia debida que ha impuesto la pandemia. Un acto solemne pero al mismo tiempo sencillo, con 250 fieles que ocuparon el aforo máximo permitido dentro de la basílica. Sin aglomeraciones, se celebró una jornada de importante significado religioso, sin desdeñar el impacto turístico. La Puebla prevé la llegada de 600.000 peregrinos en este Año Jubilar, que se celebra cada vez que el 6 de septiembre (fiesta litúrgica de la Virgen de Guadalupe, tal y como determinó el Papa Pío X) coincide en domingo.

Fuente: regiondigital.com